MI ANTIAGING MAS PODEROSO

¡Año nuevo, aspecto más joven!. Entre mis objetivos para 2018 está cuidarme más la cara, mi piel va notando el paso del tiempo y pretendo disminuir todas esas imperfecciones que tengo, sin necesidad de recurrir a ninguna intervención quirúrgica invasiva que hoy por hoy ni me planteo, pero si con algo más potente que mis rituales básicos en cabina de los cuales tampoco me olvido. ¡Busco esa piel más suave y joven con resultados muy naturales!

Una vez claro mi propósito pido cita en mi Clínica de Medicina Estética de confianza, Eternal Beauty Clinic, donde sé que siempre me proponen lo mejor en todos los sentidos para mí y me fío plenamente de lo que me hagan. Quiero un todo en uno de rejuvenecimiento que me proporcione un efecto muy natural. Comparto contigo mi experiencia.

En su Unidad de Medicina Estética Facial de Madrid lo primero que hacen, a pesar de que conocen ya mi piel perfectamente, es un detallado diagnóstico para saber en que estado se encuentra en ese momento. Conocer mis objetivos estéticos es importante también para determinar el protocolo adecuado. El tratamiento siempre deber ser personalizado. Esa es la premisa. Con todos los datos me recomiendan el dispositivo más avanzado para el rejuvenecimiento facial. El Venus Viva.

 

Venus Viva es un tratamiento puntero de Radiofrecuencia Nano Fraccional

Trabaja sobre las arrugas profundas, cicatrices por acné, poros grandes, textura desigual, irregularidades de pigmentación y la temida flacidez. Me lo pautan en el rostro, cuello y escote, una zona que insisto me tiene bastante preocupada.

Como tengo la piel muy fina y algo sensible me aseguran y compruebo que Venus Viva es apta para todo tipo de piel algo que me da mucha tranquilidad. Además aunque se puede realizar en cualquier época del año, siempre prefiero el invierno para hacerme este tipo de faciales, así que estoy en el momento perfecto.

Es segura, no invasiva y efectiva con resultados inmediatos y duraderos. Me parece la mejor propuesta. Lo tengo claro, ¡me apunto!.

Es un tratamiento innovador de rejuvenecimiento que estimula la actividad de las células que se encargan de producir las fibras de colágeno, un ingrediente natural que vamos perdiendo con el paso del tiempo por diferentes factores, mejorando así las pieles prematuramente envejecidas. Realizada con el dispositivo Venus Viva funciona con tecnología revolucionaria de Radiofrecuencia Nano Fraccional™ (RF) y SmartScan™. En Eternal Beauty Clinic me explican bien en qué consiste y el protocolo antes de comenzar.

El uso de este tipo de radiofrecuencia envía energía a través de la epidermis y dermis para generar calor e iniciar cambios en la piel, reconstruyendo colágeno y estimulando los fribroblastos, todo resultando en una remodelación de los tejidos, con un daño en la epidermis mínimo ya que no lesiona, con lo que la recuperación es muy temprana y los resultados evidentes desde la primera sesión.

 

Investigo y compruebo los fuertes de este tratamiento:

  • Reduce los signos del envejecimiento
  • Mejora la irregularidad en la textura de la piel
  • Reduce líneas de expresión y arrugas profundas de cara, cuello y escote
  • Disminuye los poros abiertos
  • Corrige la piel laxa, reduciendo la flacidez
  • Equilibra el tono de la piel
  • Reduce manchas por pigmentación
  • Disminuye la rosácea
  • Disminuye los signos visibles de cicatrices por acné
  • Rejuvenece la delicada piel de alrededor de los ojos

Con todo lo que me ofrece este tratamiento me pongo manos a la obra.  Pero, ¿cómo es una sesión con Venus Viva? Os cuento mi experiencia, sensaciones y resultados…

En Eternal Beauty Clinic siempre procuran un ambiente relajado para que las sesiones se hagan muy llevaderas. Comienzo con la doctora que comprueba mi piel y la prepara aplicándome un gel anestésico local en las zonas a tratar. Me cubre rostro, cuello y escote con un film transparente y me lo dejan unos 45 min. aproximadamente para que haga efecto y evitar molestias innecesarias.

Después directas al tratamiento, empiezan a trabajar en las diferentes áreas con un dispositivo totalmente puntero.  Conocía el sistema tradicional de radiofrecuencia basado en calentar la zona hasta conseguir una temperatura máxima que aguantarás; pero el sistema de radiofrecuencia nano fraccional actúa de forma diferente, crea micro heridas que inician un proceso de curación natural lo que acelera la generación de nuevo tejido. Al haberme puesto la crema anestésica no noto ningún dolor.

 

Sensación: es rápido e indoloro

El tratamiento en un área me lleva menos de 30 minutos, al finalizar me aplican medidas tópicas y ¡ready!. La cara la tengo un poquito enrojecida pero en unas horas volveré a mi estado natural. Como me puedo aplicar maquillaje inmediatamente después si lo deseo, me pinto y salgo a la calle como si no me hubiera hecho nada.  ¿Qué más quiero?

Me voy satisfecha y deseando ver los primeros resultados aunque como en cualquier tratamiento antiaging que funcione tendré que repetir sesión para ver resultados finales. Venus Viva es un programa que se va desarrollando en diferentes fases, al salir noto mi piel algo mas suave y luminosa pero soy consciente de que los resultados se verán a lo largo de las primeras semanas. Me encanta que además sea perfectamente compatible con otros tratamientos de rejuvenecimiento cutáneo (toxina botulínica, hilos tensores…) esperando los tiempos pertinentes en cada caso evidentemente, con lo cual este año a por todas.

Os voy contando todos mis descubrimientos y experiencias. Marta 🙂

Más info sobre este tratamiento en:

www.eternalbeautyclinic.com

Posts relacionados

Últimas historias

Busca historias escribiendo una palabra y presionando intro para comenzar la búsqueda.